OTRA FORMA DE SER Y DE HACER



Estoy en política para mejorar la convivencia y el bienestar, para ayudar a construir una sociedad más justa y solidaria, mejorar la vida de la gente, trabajar para no dejar a nadie atrás y dejar a mis hijos y nietos una Región donde también ellos puedan vivir, para curar y reforzar nuestra democracia. 

Es obvio lo que digo, pero no está de más decirlo. El PSOE es un instrumento de la sociedad que utilizo para canalizar mis preocupaciones, inquietudes y objetivos, para conseguir los cambios que la sociedad nos pide. Soy demócrata hasta las últimas consecuencias, quien me conoce sabe que no me aferro a ideas fijas y predeterminadas. Me gustan las decisiones colegiadas, compartidas y también la disciplina. Dicho esto, no es fácil plegarme o doblegarme una vez que he escuchado, debatido y acordado. No soy de obediencia ciega, lo demuestro cada día, lo hice en la época que tuve el honor ser el delegado del Gobierno en la Región de Murcia. Tampoco de los que se comprometen a lo imposible por un puñado de votos. 

Se preguntará por qué cuento esto. Porque en estos dos largos años como secretario general del PSRM me he pateado y recorrido la Región palmo a palmo. Conozco los problemas, las necesidades y las inquietudes de las personas a las que represento y defiendo, el millón y medio de mujeres y hombres de esta tierra. No vocifero, ni hago demagogia con los problemas y las reivindicaciones de la gente, pero soy exigente, como el que más, con los unos y también con los otros. Con el Gobierno de España, con el de la Comunidad Autónoma, con los gobiernos locales y con determinados círculos de presión política. Lo soy a mi manera, con lealtad y desde el diálogo y la negociación como base de la colaboración. 

Claro que voy a ser exigente con el Gobierno de España, lo seré con hechos y no con palabrería barata. De las primeras cartas que recibirá el presidente del Gobierno será la que le haré llegar para exigirle que ponga en marcha las medidas de su competencia en la recuperación del Mar Menor y la prevención de avenidas, un plan presupuestario para la mejora de la Justicia, mejorar lafinanciación autonómica pendiente desde 2014, la garantía y seguridad de suministro de agua para beber y vivirlas mejoras ferroviarias y de carreteras olvidadas durante lustros, una transición ecológica y energética justa, la dependencia, la igualdad entre hombres y mujeres o lucha contra la despoblación y el envejecimiento, entre otras, que serán prioridades en la agenda del Gobierno español en la legislatura que ahora empieza.

A la vez, exijo a López Miras que deje de manipular y dañar la imagen de la Región con su forma de actuar, cumpla con sus obligaciones y asuma sus competencias, empezando por la defensa de nuestra autonomía. Si no es capaz de hacerlo, debe irse. Estamos a la cola en España de todos los indicadores que miden el bienestar y el progreso, y a la cabeza de la corrupción política. No hay sitio para los temerosos, hay que ser valientes para enfrentarse a determinados grupos políticos y económicos. Ciudadanos impidió el cambio por el que voto la ciudadanía el 26 de mayo, pero sigo y seguimos trabajando para recuperar la confianza en la política y en los políticos, demostrando que hay otra forma de ser y hacer.
Diego Conesa, secretario general del PSRM-PSOE y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista

Comentarios

Entradas populares de este blog

CAP. I . Diario personal.

La mirada y la palabra serena, seis años después.

CAP. II Diario personal