CAP. III Diario Personal

 CAP. III  Diario personal.


Sábado 7.  Conversaciones y escritura con uno mismo. Con lo que quiero decir el lunes. Posiblemente no se entienda por mucha gente de izquierdas. Y casi seguro se vuelva a despreciar desde las derechas del gobierno regional. Pero estoy convencido. Este próximo año, que recibiremos dentro de siete semanas con mucha falta de abrazos, será fundamental para el devenir de la década. Para fijar políticas y prioridades que marcarán a una generación completa. Es la última oportunidad de acordar algo importante en la legislatura, los presupuestos regionales para 2021. Se podrán hacer cosas, por la asunción del Estado de más de 300 millones del déficit que se pueda generar. Y vendrán regados de mucho dinero europeo, procedente de ese nuevo Plan Marshall que lideró Pedro Sánchez en Europa en el momento oportuno, para que lo asumieran y colideraran Macron y Merkel. Esta es la realidad, la que aparece en el proyecto de PGE.  

Se pasa la mañana muy rápida. Y la tarde, hasta que llegan las 19:00 y la negociación, dura, de explicarles a los críos que no pueden salir. Que no pueden ir a su jardín, ni sentarse con los amigos en ningún banco ni bordillo de ninguna acera. Compensamos parcialmente con unas hamburguesas.

 

Domingo 8. Lecturas de prensa mezcladas con desayuno casero. Dejo lista mi declaración para el día siguiente y escribo el diario de la semana. Termino el día con el impacto emocional del abrazo final de Bittori y Miren, las personas centrales de Patria. Tremendo. El poder de la condición humana, el poder de la mujer, del centro nuclear de dos familias. El poder de los silencios. Una serie 100% vasca pero exportable en el mismo porcentaje al resto de España. Un regalo imprescindible, desde ya, para todas las edades y especialmente para las nuevas generaciones. La memoria histórica es imprescindible para la salud de una democracia. La de hace ochenta años y la de hace veinte.

 

Lunes 9. Comienzo la mañana explicando a todos mis compañeros del grupo lo que pienso decir en la rueda de prensa posterior. Están totalmente de acuerdo. Es la línea marcada desde el inicio, con los 10 acuerdos de Región en nuestra campaña y que volví a ofrecer a López Miras en su sesión de investidura. 17 diputados del PSRM y 22 del gobierno regional, 39 de 45 en total. Eso ofrecemos para este momento crítico. Un acuerdo serio, riguroso, centrado en los problemas de la Región, sin vetos ni extremismos, negociado en su conjunto hasta el acuerdo final, de los presupuestos autonómicos para 2021 entre el gobierno regional y el principal partido de la oposición. Insisto en dos ideas: los extremismos no son buenos para nadie, tampoco para la Región. Y que seremos la alternativa al gobierno regional para 2023. Gracias, siempre, a cinco mil militantes, centenares de pedáneos, compañeros en las juntas municipales y vecinales, concejales, alcaldes y alcaldesas, diputados. Este capital político, de tanta calidad, no lo tiene nadie más en la Región.  

Es lunes 9 de noviembre. Lali cumple 50 años, y los dos cumplimos 18 de matrimonio. Desde entonces este día se escucha en casa el ramito de violetas de Cecilia… “Quién cada nueve de noviembre…”. Me pasa una cosa curiosa, como casi siempre, con el regalo. Soplo de velas en la cocina, con foto que programa Álvaro en el móvil, cables de wifi sueltos de por medio, y que subo a las redes por la noche.  Un nueve de noviembre diferente, como todo en este pandémico 2020.


Martes 10. Junta de Portavoces y recepción de los datos de la encuesta del CEMOP en la Asamblea. Malos datos para mi partido. Seguro que podemos y debemos hacer muchas cosas y mucho mejor. Yo el primero como máximo responsable. Analizaremos en los próximos dos meses muchos datos y análisis, pero centrados en lo importante: la gente y la pandemia.  Presiento que tendremos unos días movidos, como cada vez que hemos tenido esta encuesta regional desde que soy SG del PSRM. Recuerdo la primera, en abril de 2018, que nos daba nueve diputados. Fueron diecisiete, trece meses después, en el momento de la verdad, el de las urnas.  Sigo con la fuerza y ambición de aunar en torno al PSRM la única alternativa, de gobierno, a las derechas extremas de la Región.

Comienzo a intercalar lecturas de los dos libros que compré el día anterior a Paco de la Librería Cervantes, tras enviarme mensaje de la promoción del Ayuntamiento de Alhama con el comercio local, por la que te descuentan 10€ de una compra mínima de 30 €. Uno es de la 17ª edición de “El infinito en un junco. La invención de los libros en el mundo antiguo”, y “Manual de resistencia” de Pedro Sánchez. No lo tenía ni lo había leído antes. Quizás era éste el momento oportuno para que llegara a mis manos.

 


Miércoles 11. Pleno en la Asamblea, de impulso a la acción de gobierno. Tres de las seis iniciativas son nuestras: Proposición de ley de cambio climático, que rechazan PP, Cs y Vox. Otra de refuerzo de Atención Primaria y de Educación, que salen adelante.

La parcela de Educación en la Asamblea la lleva Antonio José Espín, natural de la pedanía de La Copa de Bullas y maestro de primaria. Concejal de educación en su municipio la anterior legislatura, me acompaña desde finales de 2017 en la ejecutiva regional. Junto a Raimundo Benzal y María Dolores Valcárcel, se han encargado de coordinar y dirigir todas nuestras propuestas educativas este tiempo. Firme defensor de la igualdad de oportunidades que sólo garantiza una educación pública de calidad. Se ha ganado en apenas un año el respeto en la Asamblea, a través de trabajo, criterio y saber estar. Presentó en el mes de julio una propuesta a la Consejera de Educación que, si la hubiera asumido como propia, habría ahorrado mucha brecha educativa adicional en la Región. Es tremendo que seamos la única comunidad donde se haya recortado el 20% de las clases como medida estrella para la reducción de ratios. Las secuelas que dejarán estas medidas en una generación de estudiantes las ves, las visionas en perspectiva a diez años vista. Un drama para la Región.

Tras los avatares de toda una tarde de teléfono, me sumerjo tras la cena en el Manual de Resistencia. Interesante. Era el momento de comenzar a leerlo.

 

Jueves 12. A primera hora, acompaño a Lali a la OP de la Caja Rural Regional en Fuente Álamo. La única entidad de crédito que queda con domicilio social en la Región de Murcia. Cien por cien regional, nuestra. Otro drama para la Región de estos últimos 25 años: liquidar a base de ladrillazos a Cajamurcia y CAM.

Videoconferencia con la Vicepresidenta Teresa Ribera, y con el SE Hugo Morán. Fondos europeos, los fondos liderados por Pedro Sánchez en plena primera ola. De los tiempos, objetivos y exigencias de rigor y agilidad en la aplicación de los mismos. De proyectos estratégicos. Y, como siempre desde 2018, aparece en primer lugar la recuperación del Mar Menor. Así me lo traslada ante todos mis compañeros del resto de Comunidades. Así ha sido siempre, aunque el tsunami de escombro informativo popular diga otra cosa. Quedo en hablar con ella cuando tenga el siguiente contacto con el Consejero Luengo. En los Ministerios no dan crédito a la deslealtad sistemática como forma de operar del gobierno regional, de sus concejeros. Es marca de la casa López Miras. Una pena, y una desgracia para la Región. Porque en política institucional, como en la vida misma, las relaciones y lealtades personales importan, y mucho.

Termino de leer Manual de Resistencia, ya con el flexo ardiendo mientras avanza la madrugada. Como siempre, de una lectura pausada engrasas ideas y una riqueza inmaterial que te llena de combustible el coco y alma. Comienzo y leo las primeras treinta páginas del otro libro del lunes, el que va de libros. Fantástico.

                               


Viernes 13. Es el santo de los dos Diegos de la casa. Llegan los primeros mensajes de felicitación. Algunos de ellos son clásicos que recibo desde hace años, y que siempre agradan. También recibo enlaces de noticias y artículos, algunos con cierto aire de diagonal desprecio. Me pillan bien, resistente. Eso les digo a algunos compañeros que me trasladan su opinión de la situación actual. Sigo atendiendo mensajes en una primera videoconferencia, y en la segunda. Y en la última del día con los responsables regionales de UGT y CCOO. Muchos frentes, muchas carencias, y mucho poder en la otra parte del marco social, obsceno en la escenificación regional últimamente. 

Muchas llamadas de teléfono por la tarde, un rato de cinta disfrutando por segunda vez del último capítulo de Patria en cinco días. Ese abrazo final vale más que toda la porquería comunicativa de las derechas sobre Bildu y su voto favorable a los PGE. Tenemos memoria de pez, y necesitamos mucha memoria histórica, de hace 80 años, de hace 20 años, y me temo que de hace 20 días.

Tras recoger unas buenas tapas para comer en casa, me sumerjo de nuevo en los sueños alejandrinos, encarnados en Ptolomeo y los juncos de papiro de las riberas del Nilo.

 


Comentarios

Entradas populares de este blog

CAP. I . Diario personal.

La mirada y la palabra serena, seis años después.

CAP. II Diario personal